La bestia, el tren de la esperanza o de la muerte

‘La Bestia’, que ha estado itinerando por diferentes países de Latinoamérica, llega a Chile. Se trata de una muestra nacida del proyecto personal de la artista barcelonesa Isabel Muñoz y compuesta por fotografías realizadas durante estos tres últimos años en sus viajes alrededor de la frontera del sur de México. Para ello, y en compañía del periodista salvadoreño Óscar Martínez, la artista ha recorrido desde Arriaga hasta Chiapas en tren, acompañando en el viaje a los inmigrantes centroamericanos.

La_Bestia_-muestra_-fotografa_española_Isabel_muñoz_cceba_centro_cultural_recoleta_marzo_2015

Imagen cortesía del Centro Cultural de España en Santiago

La exposición describe el viaje del migrante desde la perspectiva de Isabel Muñoz y sus acompañantes. Las relaciones humanas y las historias personales de los representados constituyen una suerte de mapa que se formula no solo a partir del tránsito del migrante, sino de los que ahora los observan y que no pertenecen tampoco a este territorio “de paso”. Este proyecto tiene como objeto contribuir al reconocimiento de los derechos humanos: sociales, laborales y culturales de la población migrante centroamericana en las sociedades de origen y en las de acogida. Y el objetivo específico es dar luz al impacto cultural de los fenómenos migratorios centroamericanos multidireccionales en el ámbito regional mesoamericano y en Miami.

Se ha llevado a cabo un programa cultural itinerante por la Red de Centros Culturales y por las áreas fronterizas que ponga en valor el problema migratorio. Las fronteras se han vuelto un lugar común por todos conocido, gracias al tránsito mediático de imágenes que en lugar de sensibilizar a los que se consideran ajenos al fenómeno migratorio, han forjado un criterio de pseudo-reconocimiento de los territorios, las historias, las vejaciones continuas a los derechos humanos. En el fondo, la saturación e inmediatez con las que es consumido dicho fenómeno a través de imágenes, de alguna manera han “naturalizado” la problemática, hasta achatarla lo suficiente como para comprenderla y admitirla, sin modificarla y sin generar mala consciencia por ello. Se entiende que en parte lo que pasa con el fenómeno migratorio –como con otras problemáticas tratadas por los medios de comunicación-, es que está descontextualizado, desvinculado a sus causas y es abordado en sí mismo, sin rostros y bajo la premisa de la ilegalidad de la acción de migrar.

Durante este periplo, Isabel Muñoz retrató bebés, niños, parejas que se enamoraron durante un asalto y payasos adolescentes, así como travestis, víctimas de secuestro o violación, entre otros representantes de lo que sucede en la frontera sur de México, “la gran olvidada”, como ella misma la califica.

Isabel Muñoz (Barcelona, 1951) vive y trabaja en Madrid desde 1970. Cuenta con más de 20 años de experiencia profesional. Es colaboradora habitual del diario español El País para el que ha realizado trabajos como el publicado sobre las Maras o pandillas en Centroamérica, “Violencia Tatuada”. Considerada una de las más brillantes especialistas del copiado al platino, tiene reconocimientos como el World Press Photo en la 43ª y la 48ª edición, también ha sido galardonada con otros premios como la medalla de Oro en la Bienal de Alejandría y la medalla de oro al Mérito en las Bellas Artes en España. Se han editado múltiples libros sobre su obra, entre los que destacan: Parade NuptialeFigures Sans VisagesRome, l’invention du Barroque e Isabel Muñoz, en las colecciones “Obras maestras” y “PHotoBolsillo de la editorial La Fábrica. Sus fotografías se pueden encontrar en la Maison Européenne de la Photographie de Paris, el New Museum of Contemporary Art, de Nueva York, el Contemporary Arts Museum de Houston, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid o en colecciones privadas.

Fuente: Centro Cultural de España en Santiago

Laurie Anderson: Nuevo show y charla pública y gratuita en el Parque de la Memoria

En el marco de la Bienal de Performance, de la que ya venimos informando, llegará a Buenos Aires Laurie Anderson.

Laurie Anderson es una de las más famosas, atrevidas y creativas artistas de Estados Unidos. Conocida sobre todo por sus presentaciones multimedia, Anderson se desarrolló en papeles tan variados como compositora, artista audiovisual, poeta, fotógrafa, cineasta, talentosa en electrónica, vocalista e instrumentista.

laurie_anderson_1

El 8 de mayo dará un show en el Teatro Opera, se trata de The Language of the Future,  un trabajo multimedia en el que Laurie Anderson presenta letras paradójicas con su personal acompañamiento rítmico. Con un título que refiere a su célebre pieza de 1983, United States, esta obra aborda temas como la tecnología, la comunicación, los viajes y la ciencia, evocando figuras tales como Edward Snowden y Bradley Manning. Las entradas se consiguen por ticketek y van de 350 a 800 pesos.

El 10 de mayo dará una charla abierta y gratuita en el maravilloso Parque de la Memoria, un lugar que pienso que le sienta muy bien a una mujer de su sensibilidad. Seguiremos informando sobre la Bienal. En breve nota con el mapa de todos los eventos.

Videitos: Les Bosquets de JR

El artista callejero francés, que se caracteriza por pegar retratos fotográficos gigantes en las calles, se presenta en el Festival de Tribeca con su opera prima, Les Bosquets, the story of Ladj Ly, el 26 de abril.

Les Bosquets, la película, sigue el primer proyecto de Jr, Portrait of a Generation (Retrato de una generación) en el gueto de Montfermell, la historia de Ladj Ly y las manifestaciones en los suburbios de París en 2005 y finalmente el ballet Les Bosquets 

del New York ballet durante 2014. La película emplea archivo de vídeos, coreografías y testimonios y en breve de presentará en exclusiva en galerías de arte y en museos. Cuenta además con música original de Pharell Williams.

Aquí el teaser y el trabajo de JR en el gueto de Monftermeil entre 2004 y 2005.

MAMBA: Sólo hasta el domingo, la imperdible muestra El círculo caminaba tranquilo

Por Patricia Rizzo

Sólo puede visitarse hasta el próximo domingo. El círculo caminaba tranquilo es una exhibición que muestra parte de la Colección del Deutsche Bank en diálogo con una selección de la colección de nuestro Museo de Arte Moderno en Buenos Aires y cuya innovadora propuesta de montaje, entre otras muchas cosas, la vuelve imperdible. Victoria Noorthoorn, como curadora, dio una indicación precisa a quién sería la diseñadora de la puesta: ”¡Necesito que desaparezca la arquitectura y que los dibujos vuelen!”.

Y así fue. La propuesta hace que la arquitectura se vuelva invisible, mediante el borrado de los ángulos rectos de los zócalos. La idea fue generar una forma de espacio continuo, una sinuosa línea circular que haría flotar las piezas por un fantástico espacio aéreo.

IMG_0929

Artistas ineludibles como Piet Mondrian, Joseph Beuys, Lucian Freud, y Otto Dix se exhiben –y lucen- con nuestros Guillermo Kuitca, Marta Minujín y Alberto Greco, entre muchos otros.

La línea curvada que envuelve el espacio predispone a que el púbico circule silenciosa y cómodamente para llegar a la ubicación de cada pieza en el aire, concentrándose en la secuencia de imágenes. Cada obra como una entidad, cuya materialidad remite al proyecto creativo de cada artista, como un objeto en el espacio. Como ha dicho quién diseñó arquitectónicamente el espacio, Daniela Thomas, en su texto de presentación “como una forma, como un color, como una posición ideológica, un momento en el tiempo, entre muchos otros ecos (…) En este travieso paseo a través de las obras hay una alegría que imagino podría resultarle contagiosa al público. Es algo apetecible y provocador, algo afín al universo de los dibujos en papel, siempre desafiándonos con su mezcla de familiaridad y evasividad”.

Ese tesoro de imágenes incluye a consagrados y recién llegados y resulta un descubrimiento tanto para entendidos como para quienes no suelen frecuentar exhibiciones de arte. Hay imágenes pródigas en texturas y materialidad que resultan muy sugerentes; varios de los más destacados artistas de los siglos XX y XXI, en una apuesta arriesgada, que insisto, renuncia al cubo rectilíneo blanco para proponer un recorrido poético que la hace especial.

IMG_0935

Pueden verse, por ejemplo, la transformación y el movimiento que son temas cruciales de los turbulentos paisajes de Kurt Schwitters; éstos conviven con heliografías de León Ferrari en las cuales el artista analiza el lugar del hombre contemporáneo dentro de una sociedad cuyas reglas determinan su comportamiento automático; también las múltiples líneas que componen cada dibujo de Marina De Caro, presente con varias piezas, que al decir de la curadora “danzan de manera ritual, hablando de la introspección del sujeto y su necesidad de afecto, del desdoblamiento que ocurre al enamorarse, de la confusión del yo en el yo del otro, y de mucho más”

Me gustó esta exhibición porque propone una experiencia distinta, para los que aprecian este tipo de programas y para los que no, que a partir de esa visita podrían ser capturados en su interés para muchas otras.

Fotos de sala: © Josefina Tommasi