A través del ingenio y el humor, Damián Ortega (México DF, 1967) revisita objetos y procesos familiares; altera sus funciones y los transforma en nuevas experiencias y situaciones. Al jugar con una escala que va de lo molecular a lo cósmico, su obra aplica los conceptos de la física a las interacciones humanas, en dónde el caos, los accidentes y la inestabilidad producen un sistema de relaciones en constante cambio. Ortega explora la tensión que habita cada objeto: lo enfoca, reconfigura y analiza, invierte su lógica para revelarnos su infinito mundo interior. El resultado de esta investigación exhibe la interdependencia de diversos componentes, ya sea dentro de un sistema social o en los engranajes de una máquina compleja. Aunque sus proyectos—concebidos mediante el dibujo— toman forma en escultura, instalación, performance, video y fotografía, para Ortega la obra de arte es siempre una acción, un evento. Sus experimentos descubren un espacio donde la posibilidad y lo cotidiano convergen para activar una nueva manera de ver, que trasciende el contexto original de las relaciones y objetos cotidianos.

Ortega comenzó su carrera como caricaturista político. Se unió al Taller de los viernes de 1987 a 1992. En 2005 recibió el Hugo Boss Prize en Nueva York, Estados Unidos, y en 2007 fue nominado Preis Der Nationalgalerie fur junge kunst del Hamburguer Banhof, Alemania.

Actualmente vive y trabaja entre México y Berlín. Recientemente, un documental sobre su obra fue producido para el prestigioso ciclo “Arte en el siglo XXI” emitido por la cadena PBS.