Una nueva delicatessen llega a Galería Mar Dulce, espcializada en obras de pequeño formato. Este sábado 14 llegará al exquisito rincón de Palermo Cuarto de El Topo Ilustrado un proyecto nacidoo en Twitter.

El Topo Ilustrado fue creado por el artista Cristian Turdera y el escritor Tobías Schleider. Es un proyecto que cruza la plástica, la literatura, el diseño y la filosofía.  Desde 2013, sus creadores publicaron más de 750 viñetas en Twitter para casi 100 mil seguidores. Además, editaron tres libros con Ediciones de la Flor – pronto viene el cuarto, que presta su título a esta exposición – y dos calendarios con Granica (el calendario de 2018 se presentará el día de la inauguración). Realizaron muestras en Argentina y el exterior, dictaron talleres y dieron conferencias. Juegan con los niveles de significación, por lo cual su producción resulta atractiva para jóvenes y adultos, observadores y lectores, intelectuales e intuitivos.

CUARTO presenta una selección de 20 obras en series variadas de 5 (numerados y firmados) intervenidas con acrílico, lápiz y tintas.

“Una definición canónica dictaría que el vínculo que crea El Topo Ilustrado con sus seguidores en las redes sociales es virtual, como algo opuesto a lo real. La inmensa mayoría de las personas que siguen el proyecto quizá ni siquiera saben que los que están detrás de esas imágenes y textos fueron hechos por personas llamadas Cristian y Tobías. ¿Eso vuelve menos real la relación que tienen con ellos? Claro que no, es un vínculo que tiene mucho de intimidad porque todos nos sentimos alguna vez tocados o provocados por alguna de sus piezas, ¿quién diría que eso no es real? Sólo un diccionario.

 Otro par de opuestos que parece muy sólido pero que palidece cuando se lo enfrenta a El Topo Ilustrado es el que forman analógico y digital. ¿Cómo describir las obras que forman esta muestra? Son analógicas por derecho propio así como también son indudablemente digitales. Cada una de las piezas que forman esta muestra tienen su propia y pequeña biografía: nacen como pinturas, son digitalizadas, modificadas e impresas para que una vez más sean intervenidas. Es una mutación que es imposible etiquetarla.

 Esta muestra nos recuerda no sólo que el diccionario es inútil para entender lo que vemos, sino que necesitamos más que palabras para el universo que contenemos dentro nuestro.”(versión editada del texto del catálogo de Tomás Balmaceda).

Del 14 de octubre al 2 de diciembre. Galería Mar Dulce. Uriarte 1490. Ciudad de Buenos Aires.