El artista

Balthus en el MET: Sobre gatos y chicas lindas

Lo mejor de la pintura de Balthus llega la semana que viene al MET de New York. Balthus, reconocido por la mayor parte del público por su serie de retratos de adolescentes pensativas y ensimismadas que sueñan o leen en sus habitaciones, perteneció a una destacada familia de intelecutales parisinos. André Breton y Pablo Picasso lo admiraron hasta la veneración. Su círculo de amigos en París incluía al novelista Pierre-Jean Jouve, los fotógrafos Josef Breitenbach y Man Ray,  al escritor Antonin Artaud, y los pintores André DerainJoan Miró y Alberto Giacometti. En 1948Albert Camus, otro de sus amigos, le pidió que diseñara los decorados y el vestuario para su obra L’État de siège , dirigida por Jean-Louis Barrault.

the-dream

Balthus se apropió de la obra de Poussin y de la de los maestros del primer renacimiento en los años veinte hasta que en la década de los treinta, tras retratar a sus amigos y permanecer durante quince meses en Marruecos llevando a cabo su servicio militar, pintó una de sus obras más célebres: La calle (1933), pieza de colores planos y contornos marcados, y en 1934 protagonizó su primera muestra individual, en la galería Pierre. Allí ya presentó piezas como La lección de guitarra, El arreglo de Cathy y Alice, que por su ambigüedad y sentido erótico generaron cierta controversia.

Balthus_poster-1

Balthus. Thérèse, 1938. The Metropolitan Museum of Art, New York, Donación de Mr. and Mrs. Allan D. Emil, en honor de William S. Lieberman, 1987 © 2011 Artists Rights Society (ARS), New York

Treinta años después de que Estados Unidos le dedicase su última muestra individual, el Metropolitan de NYC, abre el 25 de septiembre la exhibición Balthus. Cats and Girls—Paintings and Provocations, centrada en las mejores obras que Balthus llevó a cabo entre las décadas de 1930 y 1950 y compuesta por treinta y cinco pinturas.

Balthus (1908-2001) Katia lisant

En aquellas fechas, entre 1936 y 1939, realizó su célebre serie de retratos de Thérèse Blanchard, su joven vecina en la capital francesa. La pintó sola, con su gato, o posando junto a sus dos hermanos.

great-composition-with-corbel

Más tarde, cuando se trasladó a Suiza durante la II Guerra Mundial, reemplazaría la imponente austeridad de su estudio en París, presente en parte de su producción, por interiores más coloristas en los que sus musas soñaban, leían o dormían la siesta. Una selección de estos trabajos podrá verse en el MET junto a sus retratos de Frédérique Tison, su modelo favorita, elaborados en el Castillo de Chassy y fechados en los cincuenta.

balthus_chat_dtl

Sólo cuatro de las obras que forman parte de “Balthus. Cats and girls, paintings and provocations” pertenecen a la colección del Metropolitan, el resto han sido cedidos para la ocasión por instituciones de Francia, Inglaterra, Suiza y Australia y también por varios centros norteamericanos.


Sobre el autor

Cristina Civale

Cristina Civale

2 comentarios

Leave a Comment