El artista

Damien Hirst vuelve a despertar amor y odio

Está todo el tiempo en las noticias. Exitos o fracasos, dinero, récords de público en sus muestras, escándalos, dinero, amores y odios, cuestionamientos feroces de algún crítico, dinero, mercado, subastas, dinero, dinero, dinero. Todo eso es Damien Hirst. Es el poder del arte contemporáneo. No queríamos volver a hablar de él por un rato, ¿pero cómo esquivarlo? Sobre todo, ¿por qué esquivarlo?

Damien Hirst's Verity … '

De manera que vamos de nuevo: Damien Hirst vuelve a ser noticia, ahora con Verity, una discutidísima escultura de bronce de veinte metros de alto y 25 toneladas que acaba de ser emplazada junto al mar en el bello paisaje de Ilfracombe,  en el sur de Inglaterra, en cuyos alrededores vive el artista.

verity paisaje

Por ahora, los habitantes del lugar sólo discuten. “Inmoral”, “obscena”, “desagradable”, “grotesca”, “un insulto para las mujeres”. Esas son algunas de las calificaciones que recibió la obra. “Es un poco Hannibal Lecter. Personalmente, prefiero un arte un poco más convencional”, le dijo un habitante del pueblo al diario The Guardian.

verityLa escultura representa a una mujer embarazada que sostiene una espada en alto. Uno de sus lados es “normal”, pero el otro muestra parte del interior de su cuerpo, incluido el feto. Hirst definió a su escultura como “una alegoría moderna de la verdad y la justicia”.

Como sea, los habitantes de Ilfracombe -donde Hirst es dueño de un restaurante– tienen desde ayer una vista al mar muy diferente.

"Verity", a statue by Damien Hirst

Sobre el autor

Cristina Civale

Cristina Civale

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.