El artista

¿De verdad te gusta Picasso?

Blasfemia. Herejía. Atrevimiento. “¿Quiénes son para hacer esa pregunta?”, pensarán muchos irritados; otros se regodearán y agitarán su cabeza afirmativamente pensando, quizá: “al fin alguien lo dice”.

Pensamos esto. Existe una sobre exposición de su vida y de su obra en lo medios, una saturación que puede banalizarla e incluso darla por sentada en sus quiebres y apuestas de ruptura. En su más absoluta genialidad.

Por eso nos alegra que, por fin, un museo se pongan las pilas y arme un guión curatorial que apueste a una faceta neta, diríamos que escurrida, de su obra. Un guión curatorial que tiene aplicadas la secreción de muchas neuronas.

Sólo pinturas en blanco y negro en una expo que se exhibe en el Guggenheim de NYC desde hoy, 5 de octubre, una sucesión de 118 obras creadas en el largo arco de su carrera. Desde 1904 hasta 1973.

Hablamos de Pablo Picasso. Black & white.

En estas obra, Picasso, expurgó el color a favor de destacar la estructura formal de sus cuadros y de poner el acento en la autonomía de las formas. De todos modos, dicen los expertos, “el motivo recurrente de blanco, negro y gris es evidente en su período azul y en su período rosa, estudios pioneros del cubismo y pinturas figurativas neoclásicas. (…)Aún en su trabajos tardíos que mostraron las atrocidades de la guerra continuó aplicando una reducción del color”.

Sí, te contestamos. Nos gusta Picasso. ¿Y qué?

Sobre el autor

Cristina Civale

Cristina Civale

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.