El artista

Donjo León y su “condición circular” en Pasto

Por Patricia Rizzo

Donjo se mueve con soltura en el ámbito de su taller, donde la multiplicidad de elementos de los que se rodea crean un microclima apto para la realización de sus prácticas. Nunca puedo evitar pensar que lo que se ve es una adaptación, un sitio que podría ser ese u otro, escogido y necesario para la concreción de sus trabajos. Su verdadero hábitat debiera ser, sin embargo, alguna locación con bosques y montañas como los que escogían los celtas, quienes convivían con la flora y la fauna y se dice conocían los secretos de cada animal y planta.

_5167475175

Estos escenarios aparecen, por lo tanto, como los más aptos para adorar y venerar la naturaleza. Sin estar dirigidas específicamente a la experimentación con ésta, en sus obras se encuentran elementos propios de la veneración, e incluso de ciertos rituales, en ese conjunto de acciones ligadas a la estética con los que ejerce su hacer artístico.

_5043846363

Toma diferentes materiales, pongamos por caso, maderas y frutos en distintos estados de maduración, pero también elementos químicos, metales y sustancias disímiles. Cambia entonces, según sea su intención, materias y duraciones de los distintos procesos que realiza, los que pueden tratarse tanto de fusiones, destilaciones recurrentes y suaves, disolución por inmersión o simplemente naturales evoluciones de putrefacción con los que consigue, según la naturaleza de cada componente, tanto la generación como la regeneración de los distintos elementos. Luego le resta la paciente vigilancia y espiar el proceso por el cual, cada uno de ellos ejercerá, según cada uno de sus componentes, su metamorfosis.

_5182453450

Bosques de ensueño parecen crearse de manera fantástica, encerrados en el ámbito improbable de una lámpara. Figuras espiraladas mutan, reaccionando ante ingredientes y hábitat. Un fruto cubierto por el hongo de su descomposición toma una forma carnosa y humanoide. Parecen prácticas protocientíficas, experimentaciones, pero ese conjunto de sustancias, herramientas y procesos que realiza se trata, sobre todo, de ejercicios que se perciben más ligados a un sentido más personal, más espiritual, hermético y en relación con su percepción del arte.

_7470400228

Como ejecutante y partícipe, semejante a un investigador inteligente y bien intencionado, se encuentra entregado a cierto azar en el que no sabe ciertamente como culminarán estética y formalmente cada una de sus obras; su hacer solitario no esconde que en realidad, en ese ejercicio voyeur lo que espía es la condición inasible de la práctica artística. El devenir de las cosas, su condición circular.

_8247766510

Hay una respetuosa construcción de sentido en cada una de esas elaboraciones; algunas de ellas pueden sólo mirarse porque son inaprensibles y al tocarlas simplemente, dejarían de ser: inalcanzables. Como en la elaboración de las pociones mágicas de los alquimistas, probablemente en ocasiones sucede pero no es, como el quinto elemento que contiene la potencia de todos los existentes, en su máxima exaltación y equilibrio.

Sobre el autor

Cristina Civale

Cristina Civale

Leave a Comment