El artista

El Moderno durante el verano 2019

El Museo de Arte Moderno de Buenos Aires nos acompaña durante el verano.Hasta el 3 de marzo se puede visitar la muestra de Mercedes Azpilicueta, Cuerpos pájaros. 

La instalación es una obra filmada en las calles de Buenos Aires y producida especialmente para esta exposición. A través de una colección de imágenes, la artista se pregunta cómo es un cuerpo colectivo, formado por muchas partes, diverso y desmitificado, que no está sujeto a la normatividad.

Azpilicueta indaga en las estructuras sociales que modelan nuestro comportamiento y las desmonta con la expresividad del cuerpo y la potencia de la voz. Sus obras, desarrolladas en un desplazamiento constante entre lenguas, ciudades y códigos culturales, generan una respuesta poética a las normas que condicionan lo que decimos, cómo nos comportamos y cómo habitamos nuestro cuerpo.

Reina de corazones, retrospectiva de Delia Cancela también puede visitarse hasta marzo. Esta exposición antológica considera especialmente la condición más particular de su trabajo: el desplazamiento de intereses y prácticas propios de las artes visuales hacia territorios que alguna vez no les fueron cercanos, como el diseño y la moda. Delia es parte de la generación de artistas de los años sesenta vinculados al Instituto Di Tella, aquel epicentro de la vanguardia del arte argentino contemporáneo. Desde entonces, la idea del arte que expresa y materializa en su trabajo es expansiva.

La poética de Cancela siempre ha sido escurridiza frente al canon del arte, y esta exposición se orienta a pensar su trabajo desde una perspectiva de actualidad que dinamice las reflexiones a su alrededor. Su obra, consagrada a la condición femenina desde una visión romántica, se despliega en el espacio y se manifiesta en una atmósfera íntima y apasionada.

Pulso de Nicolás Mastracchio, también hasta marzo, ofrece una ambientación para que el público se conecte con sus pies a la tierra y con todo su cuerpo al espacio, mientras las obras flotan libremente desde el techo. Las fotografías que cuelgan sin marco y sin tocar la pared se intercalan con móviles muy frágiles: una pluma sintética enganchada a un alambre de color, una hoja seca colgada de una tanza. Pequeños objetos como caracoles, una piedra de nácar o una cáscara de maní, cintas de papel o hilos están enmarcados por redes o cartulinas dobladas que giran suavemente impulsadas por el movimiento del aire. Las fotografías son un momento de síntesis dentro de la exposición: planos bidimensionales que condensan el contexto tridimensional desplegado en los móviles. Es decir, la imagen fotográfica no explora un “fuera de sí” para conquistar la tercera dimensión, sino que concentra las relaciones estéticas, espaciales y materiales que están a su alrededorEl video, en cambio, marca el pulso de la experiencia a partir de su fluir constante y, sobre todo, a partir de la pieza sonora que lo acompaña, que se derrama sobre las otras piezas y sostiene un ritmo para guiar la inmersión del espectador. Las obras permiten así visualizar la energía que concentra la imagen actual: cómo se vuelven un cúmulo de sensaciones físicas, de contextos y de relaciones entre cuerpos e imágenes.

PH de portada: Corazón destrozado de Delia Cancela

Info: El Moderno, San Juan 350, Buenos Aires

Martes a viernes: 11:00 a 19:00 (último ingreso 18:30)
Sábados y domingos: 11:00 a 20:00 (último ingreso 19:30)
Feriados: 11:00 a 20:00 (último ingreso 19:30)
El Moderno permanecerá cerrado los días 24, 25, 31 de diciembre
y 1 de enero.

Entrada: 30$ Martes gratis.
Jubilados*, menores de 12 años y estudiantes* sin cargo.
Personas con discapacidad* con acompañante. Reservas en BA.TOURS
*Presentando certificados correspondientes.
 

Sobre el autor

J.F. Cuello

J.F. Cuello