destacada

La brasileña Regina Silveira borda el Museo del Amparo

La artista brasileña Regina Silviera presenta una intervención realizada ex-profeso para el cubo de cristal del vestíbulo del Museo Amparo en Puebla, México, donde a través de una metáfora plástica transforma el espacio y brinda un nuevo significado a este lugar.

Es a través de diseños de animales apropiados del imaginario popular en Puebla y realizados a gran escala en vinil recortado, agrandados al punto de llegar casi a la abstracción, que la artista recrea un bordado monumental en punto de cruz, integrado a los muros. A este bordado gigante agrega también agujas e hilos a manera de un bordado en proceso.

Obra-Regina-Silveira_MILIMA20140201_0058_11

La intervención se llama El sueño de Mirra, haciendo alusión a la China Poblana, cuyo verdadero nombre era Mirra, una princesa que trajeron de Asia a Puebla y a quien legendariamente se atribuye este tipo de bordados. En el espacio del vestíbulo los puntos de cruz que Regina eligió para presentar los diseños bordados, reflejan los tejidos de la región, buscando imaginariamente revestir  los muros de vidrio y así reafirmar la identidad poblana. Silveira decidió crear una obra que reflejara el imaginario popular de Puebla, y para ello utilizó como muro una superficie de vinil de 600 metros cuadrados, sobre la cual elaboró un enorme bordado con punto de cruz, como una forma de representar parte de la memoria de la ciudad colonial.

rsma

Si recurre al punto de cruz, explica, es porque se trata de una de las formas universales del bordado. “No sé bordar, pero bordo con imaginación todo el cubo del Museo Amparo, apoyada en los procesos e impresiones digitales”.En medio de su instalación El sueño de Mirra, Silveira señala que “el artista hace trasposición poética; no me interesa escribir la historia del lugar, sino actuar poéticamente en el espacio y crear un conjunto visual”.

Regina Silveira

La muestra, que abrirá sus puertas al público mañana sábado, está conformada además de la instalación, por videos y maquetas, en las que Silveira captura y guarda el carácter efímero de sus intervenciones en los grandes espacios arquitectónicos. El sueño de Mirra, dice la creadora, alude a la China poblana cuyo nombre era Mirra, una princesa asiática que trajeron a Puebla y a quien se le atribuye este tipo de bordados, y que si evitó ese título, fue porque no quería que se pensara que hablaba de China como país.

Silveira_Museo_Amparo_2014_010

“En general ha sido un reto entender los símbolos para poder utilizarlos para recubrir y resignificar este espacio. Me venían a la mente los motivos populares que encontré en los bordados de punto de cruz. Concretar mi idea me llevó dos años”, afirma la artista brasileña. El resultado es un enorme bordado incompleto, es decir, en elaboración, con agujas gigantes e hilos sueltos, con motivos populares de esta región.“La cuestión de la escala para mí fue muy importante, sobre todo el aspecto perceptivo, con la finalidad de que el público lo pudiera enfocar a la distancia y pudiera tener su propia interpretación de la obra”.

dscf5563-1

Regina Silveira presenta además en tres salas del Museo, una constelación de doce maquetas y 6 videos de proyectos realizados en otros lugares del mundo. Las maquetas funcionan como estrategias de permanencia de sus intervenciones, generalmente efímeras y temporales. Los motivos de las sombras y las huellas son habituales entre las imágenes que inscribe en los edificios, confrontando la grandiosidad y permanencia de la construcción con la fugacidad de lo pasajero: pisadas, trazados de llantas, reflejos luminosos, sombras, huellas de animales, nubes.

Regina-Silveira-artista-plastica_MILIMA20140126_0021_8

Aunado a las maquetas se presenta a escala real la obra Mundus Admirabilis misma que presentó por primera ocasión en la exposición “Jardínes de Poder” en Brasilia y que representa una metáfora realizada con insectos dañinos tomados de tratados de historia natural. En esta obra los insectos malos aislados en un gran jaula, hacían alusión a la vida política en Brasilia y específicamente a la lucha de poder y a la corrupción. En distintos formatos, desde 2007 a la fecha, esta misma obra fue exhibida en el Museu da Pampulha (Belo Horizonte), en la muestra Philagrafika (Philadelphia), en la Bienal de Poznan (Polonia), en Fundacion Ibere Camargo (Porto Alegre) y en el Museu de Arte de Sao Paulo.

 

 

 

Sobre el autor

Cristina Civale

Cristina Civale

Leave a Comment