destacada

La heredera de la cerveza Corona es las más poderosa coleccionista de arte de América Latina

En el ranking anual de la prestigiosa revista Artnews, María Asun­ción Aram­buruzabala (México DF, 1963) se encuentra en la cuarta posición entre 200 coleccionistas de todo el mundo. Su colección de arte contemporáneo está celosamente custodiado en sus diferentes propiedades y para su deleite personal. y no está disponible para su exhibición. Es asidua concurrente a Art Basel Miami donde adquiere la mayoria de sus obras, muchas de las cuales están en su penhouse de Miami. En estos días se la vio en Londres en la feria organizada por Saatchi.

En México y en el mundo de las finanzas es suficientemente conocida por sus inversiones en grandes corporativos, como Televisa años atrás y en Grupo Modelo, propiedad de la belga-bra­sileña AB InBev. Lo que pocos saben es que en el inestable negocio de los bienes raíces, la influyente em­presaria mexicana es una jugadora consistente y certera.

En dos décadas, Aramburuza­bala acumuló un vasto portafolio de propiedades en varios puntos del país y ahora suma un grupo de nuevos desarrollos de diverso tipo, sobre todo en la Ciudad de México. En total, los proyectos con su firma equivalen a dos millones de metros cuadrados; es decir, al doble de lo que hoy día se construye en nuevos espacios corporativos en la capital.

cerveza corona

Su sello en este terreno es Abilia, que opera a través de Tresalia Ca­pital, una firma de capital privado y de riesgo fundada hace 15 años y con incursiones en negocios de alto potencial del campo de la tecnología, las telecomunicaciones, los medios de comunicación y la salud. Aunque casi siempre incorpora socios en sus proyectos inmobiliarios, Tresalia prefiere quedarse con una parti­cipación mayoritaria en todos los casos; incluso, en aquellos en los que los propietarios de los terrenos se suman a la alianza.

Con el paso de los años, Abilia (antes BCBA Impulse) se ha conso­lidado como una de las principales edificadoras de proyectos ambi­ciosos, pese a la competencia de gigantes institucionales como Grupo Danhos, GICSA y mira Companies. Y, pese a la percepción del impacto en las nuevas edificaciones que pudiera crear la irrupción de los Fideicomi­sos de Inversión de Bienes Raíces (fibras), como Fibra Uno, Prologis, Macquarie y Terrafina, los desarro­lladores institucionales son quienes mayoritariamente están levantando nuevos proyectos.

 

Fuente Artnews y Forbes

.

Sobre el autor

jaquealarte

jaquealarte