Crónicas destacada El artista

La mexicana Minerva Cuevas y 500 orejas de chocolate

Minerva Cuevas (México DF, 1975) abre en la Galería Kurimanzutto de la capital mexicana su nueva muestra Feast and Famine, “una exposición que tiene como propósito evidenciar los procesos de colonización que han marcado el intercambio comercial a nivel mundial -según entiende el crítico mexicano José Ignacio-, y todo con el chocolate como protagonista, material gastronómico que sirve para intervenir objetos y transformar imágenes de consumo cotidiano, todo con el fin de cuestionar las nociones de valor, intercambio y propiedad que dicta la economía capitalista”.

Cacao-Mexico-620x479

En una época de indiferencia y escepticismo generalizados, los proyectos de Cuevas se caracterizan por llevar a cabo una investigación crítica de la realidad social. Su obra busca provocar la reflexión política, empleando ironía y humor para analizar las relaciones de poder que permean los vínculos sociales y económicos. En esta exposición, Cuevas utiliza el cacao para evidenciar los procesos de colonización que han marcado el intercambio comercial a nivel mundial. El chocolate sirve como material para intervenir objetos y transformar imágenes de consumo cotidiano, con el fin de cuestionar las nociones de valor, intercambio y propiedad que dicta la economía capitalista.

Feast-Famine-Minerva-Cuevas-15-620x413

La exhibición Feast and Famine tuvo sus comienzos en el estudio de la colección de numismática del Museo de etnografía de Fráncfort. A partir de indagar sobre el uso del cacao como moneda en la época prehispánica, Cuevas empieza a investigar la producción actual del cacao en México, así como lo conflictos e intereses comerciales que la rodean. Las plantaciones originarias de esta semilla comparten con el petróleo la zona que abarca desde el sur de México hasta Venezuela, y es en esta región donde la población dedicada a la agricultura se ha visto forzada a abandonar los campos, y sumarse a la fuerza laboral de la industria de los hidrocarburos.

Minerva-Cuevas-Kurimanzutto-Feast-Famine-652x336-1

Al mismo tiempo, Cuevas analiza el término caníbal y cómo se ha utilizado a lo largo de la historia. Durante la colonia, la percepción europea de este fenómeno permitió demonizar a los indios insurrectos y por lo tanto civilizar a los habitantes del nuevo continente. Hoy en día, el canibalismo social se puede ver reflejado en las prácticas de explotación y consumo contemporáneos, mientras que el canibalismo cultural es evidente en colecciones de tipo etnográfico, en las que adueñarse de un objeto puede entenderse como una forma de consumir al otro.
KurimanzuttoEntre las obras producidas para la exposición se encuentran 500 orejas de chocolate, hechas especialmente con una cosecha de Cacao Nativo, Grano Real Xoconusco. Proveniente del estado de Chiapas, la mayoría de este cacao y de toda la producción nacional no se consume en México, ya que se exporta para su distribución en países europeos. Esta pieza finalmente funciona como punto de encuentro de las diferentes investigaciones que Cuevas ha llevado a cabo en los últimos años. La oreja hace referencia al método antropológico de comparar razas y culturas a partir de documentar el cuerpo humano, así como a la práctica prehispánica de utilizar el cuerpo como unidad de medida. Por su parte, el simbolismo de la oreja separada del cuerpo a su vez recuerda los métodos de represión social que se han empleado históricamente alrededor del mundo.

Feast-Famine-Minerva-Cuevas-4-620x413

Concebida como un ensayo lúdico, Feast and Famine presenta un proyecto interdisciplinario en el que confluyen la antropología, la ingeniería y la economía. Las piezas de la muestra sirven como herramientas para discutir la condición del individuo bajo el régimen capitalista: el abuso constante, el despojo de una identidad cultural ancestral, y la posibilidad de rebelarse como condiciones implícitas en la vida diaria.

Sobre el autor

jaquealarte

jaquealarte

Leave a Comment