Autopresentaciones

Los óleos marinos de Antoine Renault

Me convertí en pintor gracias a mi abuela… y también gracias a un verano sin viento. Eso fue alrededor de los comienzos de los 90s.

861246-7

924122-7

 

Estaba obsesionado con surfear, con la marea baja y con la falta de viento, estaba impaciente porque no podía hacer windsurf ni surf. Me estaba volviendo loco. Y mientras tanto mi abuela pintaba en silencio sobre una duna, como solía hacerlo cada verano.

1367358-7

 

1263108-7

Un gran recuerdo sobre un día brillante de verano en la isla donde solíamos veranear me llega con una mezcla de olores a óleos y la visión de los dedos manchados de mi abuela. Entonces empecé también yo a pintar.

1367393-7-1

Desde entonces pintar se convirtió en compartir sentimientos de libertad y felicidad porque es así como me siento cuando pinto: libre y feliz. A pesar de todo, no dejé un solo año de navegar en esa bahía y realmente los momentos claves de mi vida tuvieron y tienen lugar al lado del océano o en la playa.

1367408-7

Luz y agua son mis colores. La luz es mi verdadera motivación y el agua mi catalizador favorito. De todo esto surgen mis pinturas.

Sobre el autor

Cristina Civale

Cristina Civale

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.