destacada

Picasso en 3D

‘Picasso Sculpture’, la muestra que abrió el sábado en el MoMA, transita por los 62 años que duró la carrera escultórica del artista malagueño. Dispuesta en nueve salas diferentes, cada una de ellas se corresponde con uno de los episodios cronológicos en los que se ha dividido la muestra. Conformada por más de 100 obras escultóricas, y complementada por obra en papel y fotografía, ‘Picasso Sculpture’ tiene como objeto avanzar en la comprensión de lo que la escultura significó para este artista y de cómo revolucionó la historia.

Picasso se dedicó a la escultura de todo corazón, utilizando tanto materiales y técnicas tradicionales como no convencionales. A diferencia de la pintura, la escultura ocupaba un estado exclusivamente personal y experimental. Esta actitud puede verse en que Picasso mantuvo la mayoría de sus trabajos escultóricos en posesión privada durante su vida. Solamente en 1966, a través de la retrospectiva que se le dedicó en París, el público se hizo plenamente consciente de este aspecto de su trabajo.

El primer capítulo, desde el inicio hasta 1909, muestra los primeros contactos de Picasso con la técnica, el traslado del cubismo a las tres dimensiones y su distanciamiento de la escultura clásica aún existente en los inicios del siglo. De esta etapa encontramos una rápida transición hacia el segundo episodio (1912 – 1925), un periodo sucinto pero fructífero en el que encontramos decenas de variantes de Guitarra y Naturaleza Muerta.

La exhibición prosigue con las obras en que el artista aprende a soldar y manejar el bronce. Además en esta etapa es cuando comienza a utilizar todos los materiales que tiene a mano, algo que se verá sobre todo en las últimas etapas, las más fecundas, las que abarcan las décadas de los cuarenta y cincuenta, cuando pasó de la cerámica a utilizar uno de los coches de juguete para crear Baboon and Young.

Fuente: MoMA

Sobre el autor

jaquealarte

jaquealarte

Leave a Comment