Crónicas El artista

360º, la retrospectiva de Marcos Zimmermann: No todo lo que reluce…

Por Martín Volman

El pasado miércoles inauguró en el Centro Cultural Recoleta una retrospectiva de Marcos Zimmermann, curada por Oscar Pintor. La muestra aspira a mostrar un amplio panorama de sus obras a lo largo de su carrera de más de 20 años.

el-oficio-de-mirar-2-2

Sus primeras fotos aparecieron como necesidad sobre lo que lo rodeaba. Se define como un militante de la fotografía purista, de la fotografía directa.  Zimmermann nació en Buenos Aires, en 1950 y se formó en esta esta ciudad y en Italia. A los 9 años toma sus primeras fotos y a partir de 1968 empieza a trabajar profesionalmente en fotografía de teatro y publicidad.  Contrariamente a lo que uno podría pensar, su trabajo más interesante es el de sus primeros años en la fotografía, entre los 60s y 70s, con fotografías de la vida cotidiana con una estética más parecida a la de Cartier-Bresson, en especial en la serie sobre Viale Angelico, tomada entre 1979 y 1980, mirada que continua en los primeros años de la década del 80, ya en Argentina. Como flâneur, se detiene en los transeúntes,  en lo que sucede en el paisaje urbano y en los integrantes de la escena cotidiana.

_DSC3216

Regresa a Argentina a fines de los años 80 y se dedica, o dice dedicarse,  a explorar la identidad del país. Así pueden verse series sobre el Río de la Plata, el litoral, el norte y una reciente serie sobre Buenos Aires, ciudad en la que como más cercana, más objetivo le cuesta ser.

_DSC3214

el-oficio-de-mirar-4-4

En esta retrospectiva se muestran unas 200 obras, la mayoría de ellas en blanco y negro, excepto algunas plantas de la serie Plantas autóctonas, retratos a personalidades del espectáculo y otras sobre Tokio y los Videojuegos, quizás, estas dos, intenten acercarse algo más a la fotografía contemporánea, aunque no creo que haya sido su intención.

_DSC3213

En un video en sala, el fotógrafo dice: “Mientras esté vivo, me denominaré fotógrafo contemporáneo. Creo que no todo arte, ni toda fotografía contemporánea es contemporánea”.

Marcos-Zimmermann-360-73676-800x600s

En su discurso inaugural criticó el rol de los curadores, quienes para él, se introducen en la fotografía sin saber nada de ella, lo que termina haciendo que los fotógrafos contemporáneos produzcan imágenes que se parecen más a la decoración de interiores que a la fotografía misma.

IMG_1665

Me pregunto: ¿Acaso la fotografía de Zimmerman no es tanto o más decorativa que la contemporánea? Una planta, un paisaje o una de sus escenas de desnudos termina siendo, creo yo, tanto o más decorativa que cualquier fotografía contemporánea. Que Marcos ocupa un gran lugar en la fotografía argentina no hay ninguna duda. Quizás Marcos paute el límite entre la fotografía clásica y la fotografía contemporánea, aunque para él, eso no sea fotografía.

el-oficio-de-mirar-7-7

La muestra se puede visitar hasta el 27 de marzo, de martes a viernes de 13 a 20, y sábados, domingos y feriados de 11 a 20 con entrada libre y gratuita  en el Centro Cultural Recoleta de Buenos Aires.

Sobre el autor

Cristina Civale

Cristina Civale

Leave a Comment