Crónicas

Adelanto: Bienal de Fotografía Documental

La 8va. edición de la Bienal de Fotografía Documental arranca este miércoles 17 de octubre en San Miguel de Tucumán y se extiende hasta el sábado 20. Pero desde este lunes ya se puede participar de distintos talleres no sólo en San Miguel sino también en Tafí Viejo y Famailla, donde Nicolás Pousthomis de SubCoop y Cora Gamarnik despliegan saberes en interacción directa con los participantes. Numerosas muestras se inaugurarán durante esos días de celebración y puesta en valor del trabajo de les fotografes documentalistas de la región. Entre ellas destaca la gran retrospectiva de Eduardo Gil, El desorden de las apariencias, que reúne trabajos icónicos de su trayectoria de más de 30 años, imágenes que ya viven en nuestro imaginario colectivo. También se inaugurará  Al ver verás de Alessandra Sanguinetti, NO  de Pepe Mateos y, entre otras, The journey, exposición que reúne el recorrido en moto por el mundo de Walter Astrada que aún sigue su viaje non stop: desde Madrid a los Balcanes, desde las celebraciones populares a las trincheras. Y hay más…

Siluetazo. Eduardo Gil

Nos vamos a Tucumán el miércoles temprano y desde allí seguiremos profundizando en esto que hoy te adelantamos y más. Pero antes un poco de historia.

La Bienal Argentina de Fotografía Documental es un festival internacional que lleva más de dieciseis años promoviendo pensar y disfrutar a la fotografía vista a través del cristal de lo documental.

Cada dos años reúne a la elite de la fotografía argentina con invitados de otros países, y convoca a una gran cantidad de profesionales, estudiantes y aficionados de todo el país que llegan hasta Tucumán a participar del evento y de las diversas opciones turísticas que les brinda la provincia. Paisajes tan variados como las planicies cultivadas con caña de azúcar y limoneros, la selva de yungas o las mesetas de la alta montaña reciben a los visitantes con los brazos abiertos.

Al ver, verás. Alessandra Sanguinetti

Organizada por la Fundación Infoto -dirigida por el fotógrafo Julio Pantoja, la Bienal toma los principales espacios culturales y las calles de la ciudad. Todo comienza en la famosa Casa Histórica de Tucumán, aquella de los congresales de 1816, y se derrama en imágenes -como el vino que acompaña a las típicas empanadas- por el Museo de Bellas Artes Timoteo Navarro, el Centro Cultural E. Virla, el MUNT, y las bodegas culturales Plaza de Almas y El Arbol de Galeano.

Pablo Corral Vega

Exposiciones, foros de discusión, conferencias, proyecciones, visionado de portfolios, reuniones académicas, talleres y una gran cantidad de actividades conexas se viven en un clima de camaradería imposible de conseguir en los grandes festivales de las capitales del mundo. Esta cuestión de escala hace que sea de los eventos preferidos por quienes habitualmente no tienen oportunidad de tener contacto directo con los referentes de la fotografía, repitiendo lo que sucede en otros festivales que se realizan en ciudades pequeñas como Xalapa (México), Paraty (Brasil) o Perpignan y Arles (Francia).

Walter Astrada

Esta iniciativa tiene también un profundo sentido de la responsabilidad para con la sociedad porque entiende a la fotografía como un agente de cambio y reflexión. En ese sentido se diseñan actividades con una mirada atenta a la diversidad, el género y los derechos humanos, articulando tareas con otras organizaciones e instituciones.

Pepe Mateos

Seguimos desde San Miguel de Tucumán, felices de encontrarnos con esas imágenes por venir. Todo el programa en este enlace.

PH de portada Walter Astrada

Sobre el autor

Cristina Civale

Cristina Civale