Discusiones

Llega La Criatura, contracumbre cultural frente al G20, entrevistamos a lxs “criadores”

LA CRIATURA, un encuentro-contracumbre organizado por CRIA (Creando Redes Independientes y Artísticas) en colaboración con el Club Cultural Matienzo se presenta el 17 y 18 de noviembre de 16 a 23 hs. Prometen que estará desbordada de afectos: por eso confecciona banderas, banners, pancartas, lienzos intervenidos por artistas en un mensaje poético-político dirigido a los dirigentes del G20.

En esta primera edición, LA CRIATURA se alimenta del contexto actual y aprovechando la visita del G20 en Argentina invita a participar de una cumbre trans-disciplinaria con un menú que incluye presentaciones de referentes de distintas organizaciones sociales junto a intelectuales, artistas, activistas e iniciativas de educación alternativa y economía popular. Durante los dos días, la cumbre contará con presentaciones de referentes sociales e interferencias de bailarinxs, músicxs, dibujantes y performers. Entre lxs participantes estarán el filósofo italiano Franco Berardi Bifo; el filósofo y miembro del colectivo Situaciones Diego Sztulwark; la activista trans Marlene Wayar; la activista feminista Candelaria Botto; el poeta y fundador de Eloísa Cartonera, Washington Cucurto; las integrantes del Foro Feminista contra el G20 Flora Partenio y Patricia Laterra; el colectivo feminista Ni Una Menos; la escuela secundaria artística de Villa Fiorito Proyecto Secundario Liliana Maresca; Bachillerato Trans Mocha Celis; la Orquesta Popular Todo Poderoso Popular Marcial; el Colectivo Marte de artes escénicas; la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT); el dirigente senegalés Mustafa Sene; el escritor y dramaturgo Felix Bruzzone; el abogado ambientalista Enrique Viale; la investigadora Karina Bidaseca, entre otrxs.

 

-En la primera presentación de la CUMBRE, expresaron que “Una monstruosidad depredadora devora al mundo y frente a ella surgen otras criaturas que viven en manada y se reinventan ante el despojo”. ¿Están desterrando la idea de resistencia que implica inclusión en el plan del monstruo para crear otros espacios vitales?¿Qué piensan ahora de los conceptos de “resistencia” e “inclusión”?

Entendemos que hay un monstruo capitalista que es predador, en ese sentido creemos que la inclusión es tácita, estar afuera es casi imposible, el tema es cómo se resiste en ese adentro y en conjunto… quizás estas criaturas habitan en el estómago del predador o simplemente aún no han sido detectadas por él y viven en manadas a los costados del monstruo, en los márgenes y hasta lo sobreviven. Las criaturas que imaginamos son aquellas que se resisten a la normalización de su hacer y es ahí donde producen pedagogías. La cumbre propuesta es un llamamiento desde las artes y la cultura, a hablar, escuchar, sentir y percibir esos movimientos de distintas criaturas, por eso imaginamos un guión escénico a partir de las distintas problemáticas e ideas que aportan. En lugar de realizar un seminario con mesas de presentaciones temáticas, cada una de estas experiencias, personas o ecosistemas formarán parte de una misma estructura escénica a modo de cruces, gradientes y líneas de fuga que se dibujan de manera transversal. Quienes organizamos esta cumbre fuimos parte de esa generación que vivió el 2001 como un big bang que desencadenó nuestro modo de ver el arte, la política y la cultura.  Creemos que vivimos nuevamente una crisis económica y de representación mundial, una crisis 2.0 en comparación a aquella en la que hay muchas fuerzas resistentes que se niegan a la falsa “inclusión permanente” y otras que luchan por volver a ser incluidas, y otras que plantean los problemas desde el pensamiento y la palabra. Todas resisten contra el predador que usa la exclusión y la inclusión como modo de gobernanza y de extracción de los bienes comunes. La cumbre en cierto sentido es un ejercicio colectivo a pensar sobre el estado del mundo donde nos preguntamos cómo lo vamos construyendo o destruyendo o reconstruyendo, reconfigurando, tramando, desde la cultura, las artes, el activismo y otros saberes académicos y no académicos, otras cosmovisiones, otras naciones, pero sobre todo desde la educación que no quiere decir sólo desde la institución educativa sino todo lo contrario, desde las maneras en que construimos conocimiento con lo que hacemos.

Megafonchor von Olaf Sobcza

La CRIATURA se activa desde una red de comunidades creativas que armó CRIA. ¿Quiénes son? ¿Cuál es la “misión”?

La Criatura es un proyecto que se ideó desde algunos miembros que conforman esta asociación de colectivos e individuos llamada Creando Redes Independientes y Artísticas.  CRIA es un proyecto que surgió hace unos años, exactamente en 2011  cuando comenzamos a buscar otras vías de compartir recursos  entre varios colectivos que éramos muy afines y amigxs, muchos de estos colectivos surgieron en el 2001 y otros previamente, casi todos veníamos del underground. Desde entonces intentamos colaborar en cruces, pero la marcada identidad de cada colectivo y disciplina impidió que la colaboración se diera de manera realmente transdisciplinar, entonces nuestro proyecto y misión estuvo medio frenado por años. En 2017 se inventó este proyecto, que se pensó como un experimento que ayudaría a probar internamente esa posibilidad de compartir recursos, ideas, intereses, saberes y prácticas y ponernos en la dificultad de crear en común y por otro lado dar protagonismo a otrxs que no somos nosotrxs, un ejercicio bastante difícil en el campo cultural e intelectual en donde todxs compiten por ser protagonistas. Por ello se pensó este proyecto a lo largo de mínimo tres años y este evento es la primera etapa de ello, una prueba piloto que también quiere involucrarse con el contexto actual del país y del mundo. Básicamente la misión de CRIA apunta a contrarrestar la precarización del trabajo cognitario (inmaterial y artístico) y promover proyectos que apunten a la transformación de la sociedad, para ello construimos plataformas transdiciplinares que se articulan en red. Nos interesa por sobremanera la socialización del acceso a la información, a la comunicación, al arte y a la cultura, principalmente para quienes permanezcan en los márgenes de la cultura hegemónica, basándonos en un valor fundamental que es la solidaridad, respeto y cooperación. Quienes componen CRIA somos artistas, curadorxs, editoxs, sociólogxs, poetas, fotógrafxs, historiadorxs y videastas: Etcétera, Subcoop, Hekht, Milena Caserola, E-Hiedra M.U.L.I, Cumbiemos el Mundo, Milena Paris y Fe en la Errata.

Marea Verde-Fotozine producido por SubCoop

-Mencionaron una suerte de contra ataque frente a la pedagogía de la crueldad. ¿Cómo desnaturalizar esa pedagogía? ¿Cuáles podrían ser las estrategias?

 Parte de las pedagogías de la crueldad aplicadas por este monstruo, quizás una de las favoritas del predador insaciable es la competencia y es quizás una de las sustancias de este sistema económico. Esa crueldad desmedida se replica en las capas más pequeñas de la sociedad e incluso en nuestros micromundos culturales. Por ello pensamos en cómo hacer una plataforma donde sujetxs que piensan diferente compartan un espacio-tiempo común, en cómo utilizar los recursos de la manera más igualitaria posible, en donde se pudiesen borrar las jerarquías entre un intelectual de remonte y un estudiante secundario. Percibimos que algo que ha logrado el movimiento feminista es potenciar ese espacio dialéctico que es una asamblea o un encuentro, en donde podrían haber miles de diferencias entre nosotras pero hay un objetivo en común que es más importante, entonces ahí esas disputas quedan desplazadas. Por eso nos referimos a las pedagogías del hacer,a otras formas que se van construyendo desde el hacer, otros modelos y movimientos que nos permiten reimaginar el mundo, pensarnos también desde otra lógica. Deseamos un espacio en el que el público pueda practicar la escucha, algo muy difícil en este sistema patriarcal en el que quien levanta más fuerte la voz es quien manda o donde la polución acústica es tan aturdidora que ya no reconocemos el sonido de los árboles, ni de los pájaros, ni siquiera percibimos la brisa. Creemos que un ejercicio fundamental de contra pedagogía es la escucha y la oralidad, pero también el silencio, el poder ver los cuerpos y las imágenes, sentir y percibir todo aquello que hemos dejado que nos roben. Por ejemplo a nosotrxs mismxs nos ocurrió que tras escuchar a las compañeras de la Unión de Trabajadores de la Tierra, se dispararon otras ideas del mundo, de la soberanía alimentaria de la agricultura y de las formas de lucha contra el agronegocio predador. Sin embargo, somos conscientes de la imposibilidad de desnaturalizar cualquier pedagogía en un solo ciclo, pero que somos muchxs quienes hemos decidido a no frenar y a dar una batalla cultural, y para ello hay que comenzar a decirlo y enfrentar desde la cultura y las artes a las pedagogías de la crueldad y la violencia.

 -Concretamente en las dos jornadas de la CUMBRE, la agenda plantea, aparentemente, proyección de videos que repiten la acción de receptores frente a creadores; también hay talleres con maestros con saberes y alumnxs con cuestiones para aprender. ¿No consideran el planteo real y en acción de maestros ignorantes? No es poca cosa desterrar la crueldad pero ¿alcanza?

 Somos conscientes de ello, no alcanza y podríamos decir que este evento es solo un llamado de atención, una enunciación o vociferación. Principalmente nosotrxs nos dimos cuenta que lo único que se sabe sobre el G20 es acerca de los disturbios por las protestas que va a haber los días previos, pero nadie te cuenta qué vienen a discutir esos magnates, psicópatas y CEOS que dirigen el mundo. Nadie habla de los tratados que firmarán, de los acuerdos económicos que se llevarán a cabo, nadie nos cuenta acerca del interés que hay por el fracking en Vaca Muerta, y todo lo que se lleva puesto. Nadie te explica que hay detrás de ese “Futuro Alimentario Sostenible” del que tanto hablan, nadie sabe qué tipo de nuevas violencias se están decidiendo para el territorio ancestral mapuche en donde hay petróleo, oro y agua. Nadie te cuenta que hay una guerra cultural desmedida y violenta en muchas partes del mundo y que hay estados de excepción en cada territorio exfoliado por este predador insaciable representado por estos G20 y sus aliados. Ese silencio que nos convierte en ignorantes es una pedagogía de la crueldad.  Por ello viendo la poca información y el cinismo que hay tras este encuentro, que el eje conceptual de La Criatura este año sería una respuesta a la agenda del G20, un espacio para que maestros ignorantes, criaturas que nos juntamos a entender que hay detrás de estas decisiones y quienes están pagando el costo altísimo por las decisiones criminales de los gobiernos del G20. Por eso el formato no es ni una asamblea, ni un seminario, es una cumbre o lo que imaginamos que son estos eventos a los cuales la mayor parte de los ciudadanos del mundo no solo no somos invitados, sino que somos oprimidos o excluidos de saber qué están decidiendo sobre nuestros cuerpos y bienes comunes ahí adentro.

Acción GAC-Liquidación por cierre

-Mencionaron quizá metafóricamente estas acciones: “erigiendo utopías” y “errando devenires”. Literalmente podrían convertirse en acciones que se neutralizan entre sí: la utopía, y las utopías no tuvieron lugar desde lo semántico y en el plano real; el devenir errático en cambio se presenta como una posibilidad comprobablemente disidente y desertora de los territorios que marca el monstruo. ¿Podrían explicar más ese punto?

 Creemos que estamos en un momento en donde ambas situaciones van de la mano, vemos una generación que esta erigiendo utopías y distopías, por un lado lxs pibxs que nacieron a principio de siglo XXI nos están agarrando de la mano y llevándonos a lugares insospechados, vemos cuerpas libres, intersexualidades abrazadas en la calle, solidaridad entre pares, cuidado y escucha. Les vemos cambiando el lenguaje, exigiendo ser protagonistas, errando de toda forma definida. Por otro lado hay un relato muy fuerte dominado por las redes sociales, los medios de comunicación masiva y la post verdad. Las criaturas están dentro del predador y creemos que por ahí en ese limbo entre la utopía y la realidad, entre el erigir y errar, exista una salida o muchas salidas de este sistema. Quienes integramos CRIA, la mayoría de nosotrxs venimos de una generación que nació en los años ´70, nuestra adolescencia fue marcada por ese fin de la historia, ese fin de las utopías y las ideologías que trajo la caída del muro de Berlín a fines de los 80’s. El 2000 nos marcó a todxs con una recibida de milenio en donde el EZLN nos recordaba que la imaginación social es posible y que hay muchos mundos en este mundo. Así nos encontró el 2001 en la calle como estrellas danzantes y tuvimos que salir a colectivizarnos a crear comunes y posibles ahí donde se suponía que no los había, a desaprender, a empaparnos de otrxs, a comprendernos internacionalistas actuando en lo micro y lo macro, a intentar desenmarañar la historia heredada, a hacer memoria de esa generación masacrada de los ´70. Por eso mismo estamos atentos al momento actual, porque parece un dejavu, pero es absolutamente otro escenario, otra etapa en donde conviven la utopía y la distopía, donde la puja entre el deseo revolucionario que se hace en presente y colectivamente, se opone al cínico y voluntarista ¡Sí se puede!. Creemos que esta criatura es consciente de que el mundo está jodido y que no se quiere dejar depredar mucho más tiempo, está alimentada de imaginación social, de cuerpo, de vibratilidad y por ello es capaz de erigir viejas y nuevas utopías y errar en pos de realizarlas.

Grupo Etcetera-Inferno Financiero

 ¿Nace un nuevo artivismo/activismo?

Creemos que en los últimos años han nacido muchas formas de activismos y artivismos nuevos. Y que realmente hay una proliferación de acciones y grupos, colectivos e iniciativas culturales que están generando activistas de todo tipo. En esta época oscurantista del mundo, debemos activar en todxs los frentes, y la cultura y las artes están siendo muy amenazadas no solo en su libertad de acción, sino también económicamente. Nosotrxs no sabemos si lo que hacemos es nuevo o viejo, pero apelamos a experimentar junto con otrxs y fortalecer los vínculos, saliendo de la fragmentación en la que nos ha metido el academicismo y la industria creativa. Dejar de crear buscando ser la novedad, sino más bien buscando crear vínculos empáticos entre los participantes y pensar en respuestas y salidas conjuntas. Quizás romper esos nichos fragmentarios o segmentos de consumo, sean maneras de dejar de habitar en la panza del predador.

PH de portada: G20-Hamburgo, 2017. Capturas de película Rasmus Gerlach

En Centro Cultural Martienzo, Pringles 1249, Buenos Aires. 17 y 18 de noviembre de 4pm a 11pm. Entrada gratuita.

Aqui el programa completo

 


 

 

 

 

 

 

 

Sobre el autor

Cristina Civale

Cristina Civale