El artista

Preguntas escondidas en 300 kilos de papa

Como a un altar. Así, despacio y en silencio, se acerca uno en el Malba a la mesa larga y cubierta por un mantel de liencillo blanco donde se han dispuesto ordenadamente 300 kilos de papas y unos cuantos frascos de laboratorio con tintas de colores diluidas en agua. Respetuosamente, se dirige a la cabecera de la mesa/altar y lee la placa de bronce: “Naturalizar al hombre, humanizar a la naturaleza, o Energía vegetal”. Hmm…  Uno camina entonces lentamente hacia la otra cabecera de la mesa y, sin sacarles la vista a las papas, da la vuelta y regresa por el otro lado. Vuelve a leer la placa. Empieza a buscar sentido. Si Víctor Grippo pudiera ver la escena, probablemente estaría satisfecho. Porque es eso lo que hace Grippo: plantea un enigma y se retira. “Grippo -dice una amiga- te tiene pensando. Lo suyo es sembrarte una pregunta en la cabeza”.

Confirmo que mi amiga tiene razón cuando leo las citas en “Cercando la luce” (buscando la luz), otra de las veinte obras antológicas de la muestra Homenaje, a diez años de la muerte de Grippo: “Cuando más escondidos son los puntos de vista del autor, tanto mejor para la obra de arte” (Engels) y “Cuando más la obra de arte es inaccesible al intelecto, tanto más ésta es grande” (Goethe).

Naturalizar al hombre, humanizar a la naturaleza, o Energía vegetal, 1977

Muchos críticos e investigadores han estudiado muy bien la obra de Grippo, de modo que los sentidos múltiples de su obra comienzan a aparecer cuando la asociamos con su conocimiento de la alquimia como proceso de transformación de la materia pero también de lo espiritual. La papa, muy frecuente en la obra de Grippo, es esa transformación por excelencia: lo que está enterrado, emerge sucio de la tierra y se convierte en alimento. Un alimento originario de América. Capaz de producir energía, cambio, movimiento, conciencia. Ahí siguen transformándose sobre su altar de alquimista esos 300 kilos de papa, dando nuevos brotes, empezando a pudrirse. Esas papas son la piedra filosofal de Grippo.

En las veinte obras de la muestra están todos los temas de Grippo: la transformación de la materia y la transformación social, el alimento, la reunión, la mesa, la energía, el trabajo y el arte, lo ritual, la recuperación de lo manual y la crítica a la fe en la tecnología y la ciencia.    Y todas sus preguntas, ahora, en nuestras cabezas.

Sobre el autor

Cristina Civale

Cristina Civale

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.